No es la misma

La lluvia de la mañana
no es la misma que la de la noche.
A primera hora cae desafiante
 
como si quisiera decirte
que te andes con pies de plomo
que sabe de dónde vienes.
 
A la noche, en cambio, cae lánguida
rendida
como si supiese
lo inevitable
que mañana volverás a salir
con tu sombra
y todos tus problemas
pegados a los zapatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s