Volver

Siempre que llego a casa
me pregunto si esta llave abrirá la puerta
una vez más
gira
una, dos, tres y hasta cuatro veces.
Todo sigue ahí
en silencio, vigilante.
Nada falta, nada sobra.
Los discos, los libros, la colada
el orden y la vida haciéndose un hueco.

Cierro la puerta
como todas las mañanas
y no sé si está vez volveré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s