Y así es como fue

Y así es como fue. Una barra de bar a la noche, olor a sudor y a hormonas, a ginebra y tónica, a whisky con hielos. Un par de cigarros, palabras al oído, un brazo en la cintura, sonrisas. Un descalabro de proporciones bíblicas, que terminaría, como siempre, en la cama.

Y así fue, sus estrechos pantalones verdes acabaron colgados de la puerta, su camiseta y su sujetador encima de la silla, sus sueños, sus anhelos y sus ambiciones cabalgaron por las estepas de mi cama. El Séptimo de Caballería no iba a aparecer. Ni falta que haría, fraguamos la paz y nos la fumamos, primero ella, luego yo.

Me habló de él, todas lo acaban haciendo. Un tipo serio, comprometido, meticuloso y tremendamente eficiente en su trabajo. La hace feliz. Pero necesita que alguien la vuelva loca, la desmonte; alguien que pierda la cabeza por ella y que se entregue, sin concesiones, sin palabrerías. Sin juzgarla.

Y así fue, volví a abrazarla, le prometí que robaría el Tiempo para ella, que nunca necesitaríamos relojes y que siempre estaría en el fondo del armario, esperando que lo abriese y me sacase a pasear o a follar. A su libre elección. Fumamos y hablamos. Su cabecita estaba llena de Hemingways, Capotes y Bukowskis; la mía solamente pensaba en volver a recorrer cada milímetro cuadrado de su vientre.

Se vistió, me contó que tenía que volver a casa, a arreglarse, yo le invité a ducharse conmigo. Nos reímos. Tenía que ponerse mona porque iba a comer con él. Todas lo hacen. No le dije lo jodido que me quedo siempre que se van. Lo apaleado, desahuciado y abandonado que me siento. Lo vacía que se queda la casa sin sus risas, sin sus penas, sin sus sueños y sin ellas. No lo hice porque necesitan a alguien que las vuelva loca, las desmonte; alguien que pierda la cabeza por ellas y que se entregue, sin concesiones, sin palabrería, sin juzgarlas y sin remisión.

Un comentario

  1. Nombre falso N1 (@DReaM_h2o) · diciembre 27, 2011

    Tengo la tentación de volver al… tan, tan real.

    Lo que desean, lo que anhelamos, la pose que ponemos (más bien lo que callamos) por adaptarnos a lo que desean, la desgracia, la soledad…

    Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s