Te lo dije

El tiempo de los relojes de pared,
de los calendarios en tu móvil
y de las esperas,
eternas,
nocturnas,
lánguidas
y concupiscientes
toca a su fin.

Todo llega,
-te lo dije-
y brillaréis en la oscuridad de la sala
no quedará nadie por las calles
¡Oh, qué más da!
Solo vosotros dos
y el tiempo que fue dos islas.
Adelantaremos los relojes,
romperemos los calendarios
la noche será vuestra aliada,
mientras me fumo los días de impaciencia.

Y en aquel bar apartado
aguaremos la ansiedad
riéndonos de los recovecos del tiempo,
de las curvas de los calendarios.
Todo llega
-te lo dije-
brindaremos
y a la hora de ir al paredón
no recordaré una historia mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s