Tan…

Siempre regreso al portal de los miércoles,
entre martes de sorpresa y jueves de resaca;
golpeando las aceras, cantando tus canciones.
Ya nada me afecta.

Cada mañana intento ser aquel que fui,
pero tropiezo con los pecados y defectos que sembré,
aquellas penas de carmín que destruyen mi presente…
y me pregunto:

¿Te volviste alguna vez tan…?

Tan…

Esquivo tus reflejos
salto sobre tus charcos
evito la escena de aquel crimen tan perfecto.
Ya nada me afecta.

Te prometo que intento volver a ser,
pero tropiezo con los espejos y cristales que escondían mis miedos,
aquellos ojos dibujados en rímel que queman mi presente…
y me pregunto:

¿Te volviste alguna vez tan…?

¿… como yo?

4 comentarios

  1. Miyoto Cado · noviembre 14, 2012

    Alfonso campeón. ¿Has leído alguna vez a Karmelo Iribarren? Creo que conectaría contigo 🙂

    Un saludo de viejo amigo

  2. Alfonso Gómez · noviembre 14, 2012

    Creo que ya sé cuál va a ser mi próxima compra! Mil gracias 😀

  3. Miyoto Cado · noviembre 15, 2012

    De nada 🙂

    Compatriota de Donosti, buen poeta Karmelo.

    La última versión de “seguro que esta historia te suena” lo tiene todo de él

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s