Sabe a sangre

Ya se lo dijeron a Karmelo
pero el otro día me colgaron el estigma a mí:
“¿estás bien?
como escribes esas cosas tan raras
tan tristes
nos hemos preocupado”

Ya lo dijo Karmelo
“luego a ver qué hostias
haces”

Y aquí estoy yo
paladeando el sustantivo
poeta
como si fuese un puñetazo
en la boca.

Un comentario

  1. maria · mayo 24, 2013

    jajaja los lectores se creen que la poesía son las memorias,del autor no entienden que es una creación.
    Muy bueno.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s