No me hagas elegir

No me hagas elegir
entre mis malos momentos
y los buenos tiempos,
no me hagas decidir
si merecen la pena.

Mis malos momentos
han construido este aire presuntuoso
bautizado en mal güisqui escocés
beatificado por la nicotina de mis pulmones.

No me hagas elegir.

Los buenos tiempos
saben tanto a ti en mis victorias,
los buenos tiempos
atesoran tu admiración,
los buenos tiempos
aún creen que tengo remedio.

No me hagas elegir
entre la perdición de mis malos momentos
y la redención de los buenos tiempos,
no me hagas decidir.
No soy capaz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s