Lo sabíamos

Los portales esconden respuestas imposibles
o preguntas condenadas.
Lo sé de buena tinta,
como también sé
que el portazo de media noche
te lleva a bares de carretera
y a vías secundarias
repletas de amores culpables.

Estuve tentando de atravesar las huertas
esquivar a los aldeanos
y aparcarme en la línea que separa tus ojos.
Pero me quedé en silencio cansado de las fotografías
en el negativo duplicado
y aterrador de tus iris.
Me conformé con las líneas maestras,
los versos más torcidos
y la señal de tus caninos en el cuello.

Te juró
aunque no me creas
que deseé que me salvases de mi mismo.

Ahora,
con la mirada repleta de la realidad
sé lo que de verdad esperaba.
Lo entendimos mal
descorchamos el champán
antes de ganar
después de los abrazos
antes de las lágrimas
brindamos
cuando estábamos en éxtasis.

Descubrimos que vivimos mejor
complicando lo sencillo
enredando estocadas
desbocando palabras
en un café frío de invierno,
deseando escuchar tu tal vez.

Las velas de aquel hostal no iban a quemarnos,
tampoco íbamos a destrozar el somier.
Lo sabíamos de buena tinta,
como también sabíamos,
inconscientes,
que estábamos confundiendo el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s