La tregua

La felicidad son las treguas que se da la vida
son las horas de luz
las huellas del viento norte
marcadas en tu piel
el calor de tu mano
y las horas pasadas
así
como extraños

Te veo con un café
y un libro electrónico
levantas tu mirada
tan vieja y triste
acusadora
y me la clavas
sin piedad

La felicidad son las treguas que se da el tiempo
los mares de saliva
las respuestas
ocultas en tu ropa interior
el frío de tus labios
y los minutos robados
así
como desconocidos

Te veo al sol
me acerco en silencio
te beso en la nuca
agarro tus manos calientes
y le damos una tregua a la vida y al tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s