Incertidumbre

La noche fue insoportable, dura, tensa y poco compasiva

Las miradas que terminábamos deslizando como espías,

Como gente que nunca compartió nada.

 

Las ganas de besarte, de tocar tu piel

El dulce sabor de tu copa en mis labios,

El tedio del tiempo perdido.

 

Porque no todo está perdido,

O eso quiero pensar.

Porque aún hay esperanza para este maltrecho viajero.

 

Un nuevo día nació,

Con esperanzas entre las sábanas,

Con viejos anhelos en las miradas que aún no hemos compartido.

 

Tu voz es tu mayor veneno,

Sal para las heridas,

Analgésico para el corazón.

Eres una contradicción.

 

Quiero desbarrar,

Resbalar, caer, confundirme,

Fundirme en mis errores,

Pagar facturas que hace tiempo olvidé.

 

Sólo se vive una vez,

Morimos muchas más,

Si voy a tirar todo al garete

Que sea con la certeza del suicida.

 

La certeza de aquel que se sabe invencible,

Capaz de las mayores proezas,

Los mayores fracasos.

Todo por una mirada tuya…

…y tal vez, una sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s