Fin del mundo -2012 Edition-

La ciudad me mira cruda,
seria en sus asfaltos,
helados por un invierno
que termina hoy
como yo.

Preparo mi ajuste de cuentas
en esta noche eterna.
Habéis sido tantas mis naciones,
rincones de piel y sudor,
de saliva y banderas al amanecer.
Tantas naciones
para mi pasaporte de nómada,
derrotado y silencioso,
maldito y condenado.
Condenado a vivir en los hielos,
aguados hielos de los vasos.

Y levanto mi brindis
por lo que jamás seré,
me niego este universo torcido
y amargo,
tan oscuro desde que descubrí
el precio de una vida
imposible y venenosa.
Brindo
por lo que jamás seré
en esta noche eterna,
de ajustes de cuentas.

Sois tantas mis naciones,
oasis de promesas que incumplí.
Soy un arrepentido,
lo llevo sellado en el pasaporte.
Y es tan frágil todo lo que soy:
rincones de piel y sudor,
de saliva
y banderas al amanecer.

La ciudad descansa silenciosa,
con la luz intermitente
de los últimos abrazos,
helados por un invierno
que termina hoy
como yo.

Y si ya no me queda nada por perder,
a pesar de todas mis naciones,
dulces tatuajes en mi guía de viajes,
quiero que sepas
que siempre te he elegido a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s