Disciplina existencial

No comprendes mi disciplina secreta,
mi lento caminar en el fondo de tu mirada.
Porque estoy decidido a existir en los vacíos
en los huecos de tus labios y en los pliegues de tus vestidos.

Creo que existo en los versos,
pero son aquellos ojos tuyos
el aliento de tu invierno los que me existen.

Por ti estoy decidido a existir en tu mirada,
en la creación más dolorosa
en la disciplina de los silencios y el crujir de las escaleras.
No sé, pero creo saber existir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s