Destino

Cartuchos de balas perdidas descansan en las orillas de las aceras,
comulgan con pasiones trascendentales de cadenas y goteras
y los policías atrapan al bienaventurado.
Mientras, los pecadores desciframos el criptograma de diosas antiguas,
vetustas como los árboles
y concupiscentes como vírgenes paradisíacas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s