Bailar

Quiero sacarte a bailar
y no sé cómo.

La música da igual,
silbaré algún tema
en Re mayor
y daré palmas
mientras marco
el compás con el pie derecho.
La bola de luz será el atardecer
sus rayos láser iluminarán
el parque,
el bar
o la habitación.

Este largo invierno
me escarcha las neuronas
y quiero sacarte a bailar,
pero no sé cómo.
Esperaré al segundo asalto
dando palmas
mientras marco
el compás con el pie derecho.

Sé que todo es relativo
como el rocío blanco
o el silencio que dura
cien años.
Pero estoy bastante loco,
giremos,
giremos al compás de las palmas,
bailemos sin música
e ilustremos a la oscuridad
de ciudades desganadas
latidos cansados
y zapatos desgastados.

Quiero sacarte a bailar
y no sé cómo.

2 comentarios

  1. Miyoto Cado · febrero 28, 2013

    Jamás pensé que un poema pudiera ser casposo y tan atractivo como este, ¡guau!

    Mientras lo leía me ha venido a la mente esta película, quizás debieras encontrarla y verla: http://www.filmaffinity.com/en/film668034.html

  2. Alfonso Gómez · marzo 3, 2013

    Jajajaja, me encanta lo de casposo. Me preocupa más, cruzar la fina línea de lo atractivo a lo cursi 🙂

    Me apunto el filme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s