Azotea

Aquella azotea de Torrevieja
blanca y cálida de verano
era nuestro fortín
un territorio inexpugnable
de tendederos brillantes
con sábanas pálidas
y bañadores tropicales.

Esperaba tus mensajes
con forma de aviones
aterrizando en el buzón
“te espero en la azotea”
tu letra adolescente
firme y graciosa
espantaba mis mañanas
repletas de tareas
matemáticas y literatura.

En aquella azotea
solitaria y calurosa
dibujamos nuevas fronteras
en el mapa de nuestras manos
adolescentes
inocentes y salvajes
al resguardo de toallas verdes
y con el sonido de las risas de la piscina.

Aquella azotea de Torrevieja
blanca y cálida de verano
se cerró hace unos años
al parecer pillaron a unos niños
repasando los deberes de anatomía.

Es bonito saber
que
siempre
hay quien sigue tus pasos.

Un comentario

  1. Miyoto Cado · diciembre 5, 2012

    Tremendo! 🙂

    Gran final para un buenísimo desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s