Aquella canción

Aquella canción cupo en un contestador,
pero tú la borraste sin querer escucharla,
aquella canción escribía otro yo, en otro ayer.

Aquellas letras hablaban de ti,
pero no te encontrabas en ningún verso,
aquella canción sentía armónicos en otra escala.

Aquella canción espantaba los inviernos,
el frío que se cuela por debajo de las puertas,
buscando pasajes más cálidos en camas ajenas,
hambrientas de manos firmes y primaveras lluviosas.
Aquella canción era yo y te cupo en el contestador.

Aquella canción se posó en el ventanuco de casa,
para verte brillar mientras nos encantabas a todos,
soliviantabas a las viejas y provocabas erecciones antiguas.
Aquella canción te buscó
pero la borraste sin querer escucharla.
Aquella canción era más que yo,
aquella canción fue nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s