Aquel día que no fue

Mi voz suena como aquel día que no fue,
lejano, perdido y oscuro,
escaleras de caracol para recorrer caminos torcidos.
Nos buscamos y no nos encontramos,
nos quisimos y no supimos verlo,
renglones torcidos de un texto que nunca fue.

No me busques en el pasado,
no me tientes en el presente,
dejemos el futuro para los inconscientes,
para aquellos que sueñan con paraísos imposibles.

Mi voz suena como aquel día que no fue,
interminable, impasible, impávido,
sombras en las calles cubiertas de lluvia.
No pudimos porque no supimos,
lloramos y no quisimos ser,
compases de una rapsodia que nunca sonó.

No te busco en el pasado,
no te escribo en el presente,
el futuro es para los desesperados,
tristes, perdidos y olvidados.

Un comentario

  1. La niña a la que el roce de las sábanas le hacia tiritar... · diciembre 30, 2011

    me gusta….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s